Síguenos en:
FacebookTwitterPinterestYoutube
|

0,0 €
0 artículos
ver cesta >

Materiales

Materiales

Las cartas de restaurante son unas encuadernaciones especiales que necesitan materiales específicos. Hay que tener en cuenta que la carta va a tener mucho uso, en un medio en el que suele haber líquidos y grasas. Por ello, es bueno que los materiales utilizados se puedan limpiar fácilmente, y rechacen esta clase de suciedad.
No son mucho los materiales que cumplan estos requisitos. Algunos sirven para las hojas impresas, y otros son para el material cubriente, es decir, aquél con el que se recubre el cartón de unas tapas rígidas. 
Los materiales de más baja calidad, como el papel laminado o el PVC, preferimos no usarlos porque tienen poca durabilidad y porque son los que utilizan en imprentas y empresas de encuadernación industrial. Así que son una opción que pueden conseguir en dichos lugares, sin necesidad de recurrir a un artesano.
Por desgracia para todos, en los materiales de encuadernación, mayor calidad y mayor precio van unidos de la mano.

Algunos materiales que no tienen recubrimiento se les puede poner con posterioridad. Éste es el caso de la piel o la madera, que necesitan un acabado, para resistir el agua y la suciedad, ya sea cera, aceite, barniz al agua o barniz sintético. De igual forma, se pueden barnizar algunas telas o encerar papeles, incluso papeles pintados a mano, que se vuelven mucho más resistentes y aguantan mejor el uso en un restaurante.

Además, a pesar de nuestras advertencias, nos siguen pidiendo materiales que no tienen tratamiento en contra del agua y la suciedad. Esto se debe a que pueden tener una textura y un aspecto rústico y áspero, que se pierde con la cobertura vinílica. Aquí os vamos a dar varios ejemplos pero volvemos a insistir en que no son el material para un restaurante, porque se mancharán fácilmente y no se pueden limpiar como los otros que hemos visto hasta ahora.
Uno de los más reclamados es la tela de arpillera, de saco o yute. Últimamente se ha puesto de moda en bodas y decoración y gusta por su basto acabado. Hay que entender que una boda dura un día, y que una funda de cojín se puede lavar, pero que una carta encuadernada con arpillera se va a utilizar mucho y durante mucho tiempo, y que no se puede quitar para limpiarla cuando se ensucie (excepto 

si la ponemos como un añadido).
Otra tela semejante aunque algo menos basta es la de lino (también el medio lino y el naturlinen). Es una tela con una bella trama que se suele utilizar en álbumes fotográficos pero, de nuevo, no lavable. Suele venderse en colores planos y naturales, como cremas, marrones y grises.
En cuanto a la forma de decorarlas, la tela arpillera se puede tintar con serigrafía, sellos o estarcido. Por contra, la de lino acepta también la película de color y el golpe en seco.
En la gama de los recubrimientos naturales también tenemos el corcho, Setalux, Cialinen, Canapetta...
Tampoco es recomendable no proteger materiales como la madera o la piel. Aunque se piense que se está ahorrando por no pagar la capa de barniz, aceite o cera, en realidad lo que hacemos es terminar pagando más, ya que el material se ensuciará muy fácilmente, y serán manchas que permanecerán visibles (ya que son materiales porosos, que absorben líquidos y grasas con facilidad).



Ejemplos

Materiales para cartas de restaurante
TIPOS DE MADERA